La noche del Jueves 12 de Mayo fue una de las noches más esperadas por los seguidores de Symphony X desde que se hizo anuncio de su visita a nuestro país. No era para menos, ya que vendría a presentarnos su más reciente álbum, Underworld, su disco más poderoso en cuanto a sonido y propuesta, y había muchísimas ganas de escuchar ese material en vivo.

El día para quien les escribe comenzó con un encuentro personal con uno de los integrantes de la banda, el señor Mike LePond, dueño del bajo y amigo. Encuentro que dió además la oportunidad de estrechar la mano del resto de la formación antes de su partida a la prueba de sonido. Durante dicho encuentro Mike me adelantaría que nos tendríamos que preparar para ver un show potente, con un sonido renovado y que la banda toda estaba feliz con ese logro. Me contó además acerca de la visita de la formación en Octubre a Australia, lo que significa la primera vez de la banda en esas tierras, y lógicamente de sus deseos de visitarnos de nuevo muy pronto con su propia banda, Silent Assassins.

Ya llegada la hora de partir a Groove junto a Rosana Carballo, nos dispusimos en viaje y, al llegar, nos encontramos con gran cantidad de personas apostadas en la puerta esperando el ingreso y con gente que ya lo había hecho. Un primer punto positivo que daría cuenta de que la noche sería perfecta para todos.
image

La velada estaba estipulada en diferentes horarios a cumplir y así fue como sucedió, segundo punto a favor.
19:30 hace su ingreso a escena Isidris, banda argenta de Power Metal que se presentaba ante un Groove ya asistido por varias personas en su interior, un detalle no menor para el aguante a una banda soporte.
Isidris fue un gran descubrimiento para mi en cuanto al vivo, si bien ya había tenido la chance de escuchar su material me faltaba verlos en el escenario. Y no desentonó, es una de esas bandas que, ante los primeros acordes, decis “woooow, cómo suena!!!” y fue eso lo que escuché de varios de los asistentes de localidades cercanas que fueron al show (sí,de paso charlamos con los dueños de la valla jaja!). Daniel García, el dueño de la voz, me sorprendió con su calidad y su registro; Luis Cardozo en bajo, Juan Pablo Kilberg en guitarra y Rey Fernandez en batería completaban el cuadro de la banda que sonó audaz, bien plantada, en tiempo y forma sin deslices, respetando la estructura y el golpe del estilo con exactitud, en un ritmo sostenido para agitar cabezas. La propuesta y el set (en inglés) me gustó de principio a fin, fue una bocanada de melodías para ponernos a tono y entrar en calor (a pesar del frío polar de los ventiladores del local,hacía falta?). Si tengo que ponerle un número al show de Isidris es un 10, merecidísimo por brindarnos un comienzo a la altura de las circunstancias.

image

Terminada esta presentación y ante una espera muy prudente, hace su aparición Presto Vivace ante un Groove ya colmado en sus instalaciones. Presto es una banda exquisita, lo mejor del Progresivo a nivel nacional, y siempre es un deleite escucharla. Por qué? Porque es una banda que se ajusta perfectamente al espacio de diferentes shows pudiendo compartir escenario con diversas bandas y tampoco desentona, hace “alarde” de experiencia y talento. Marcelo Perez Schneider en bajo, Agustin Pinto en guitarra, el gran Martin de Pas en batería y la excelsa voz de Gustavo Despalenque dieron rienda suelta a un set corto pero rico en cuanto a nivel sonoro y melodioso. La voz de Despa inunda Groove de gestos de aprobación, puños en alto y mucha gente cantando las canciones, un lindo au vivo de los presentes y una performance para el aplauso. No es gentileza, es cien por cien real lo que sentí al ver a éstas dos bandas nacionales, sentí que tuve el privilegio de estar frente a dos exponentes que merecieron ese lugar y que no defraudaron. Y además sentí orgullo por ellos.
Otro punto a favor: la gente que los respetó,los apoyó desde el principio y fue temprano,no siempre pasa!
image

Y bueno, la hora pautada llegó, y tal como anunciaron y dijo el propio Mike, 21:15 Symphony X entraba a escena con todo su arsenal.
Mike LePond en bajo, impecable; el eximio y uno de los mejores guitarristas del mundo Michael Romeo, el gran Jason Rullo en batería, poderoso golpeador de parches, cómo suena esa bata!!! y el excelente Michael Pinnella en teclados arrancaron con los primeros acordes de Nevermore y allí al unísono Groove explota de algarabía y aparece en escena ÉL , el showman, Russell Allen, una entrada triunfal. No puedo más que deshacerme en elogios porque Symphony X es una banda no sólo completa sino que también es de esas bandas que, en la constante búsqueda de crecimiento, ha sabido mejorar su sonido y mutar a éste último mucho más fuerte.Y tienen con qué, porque cada músico en su intrumento se destaca, no hay diferencias, todos ellos logran una atmósfera particular y una armonía sostenida en la cual la voz de Allen, tremenda, bestial, logra acomodarse al punto del sumum en cada canción, ya sea para el agite o para la balada. Algunos nacen para pintar, otros para edificar, Allen definitivamente nació para cantar. Fue el personaje del show, un tipo en constante interacción con el público, un cantante que entendió muy bien que no sólo se canta con la voz sino también con el rostro, con las manos, con todo el cuerpo. En todo momento recorrió el escenario, habló con el público expresando su felicidad por estar en nuestro país, usó máscaras venecianas para interpretar Hell & Back e invitó al arengue de los presentes para con sus compañeros ( inclusive tuvo una particular forma de presentarlos a cada uno de ellos después de la vuelta de la primer despedida,con adjetivos calificativos positivos y propios para cada uno de ellos) y hasta para con él mismo, todo en un marco de real disfrute por parte de toda la banda.
image

Si bien en algún momento hubo algunos detalles en cuanto a la falla de sonido, esto no llegó a deslucir la actuación de la banda. Cada una de las canciones tuvieron su momento de brillo y la noche era un conjunto de sensaciones elevadas para quienes asistimos al evento. Era escuchar y decir “la p…madre cómo canta este tipooo” jaja y así con cada uno de ellos.

Ahondar en más detalles es ser reiterativa, y quiero resumir todo el concierto en una sola palabra: SUBLIME. De principio a fín, como digo siempre sin repetir y sin soplar, fue una de las mejores noches que me tocó vivir con la música. Symphony X demostró una vez más por qué nos gusta tanto, y por qué es una de las mejores bandas del planeta.

GRACIAS POR TANTO!

SET LIST

ISIDRIS
Why-One in a Million-We Rule-My Own Life-Higher-Fire,Stone and Blood.

PRESTO VIVACE
Wall Street-La dictadura de las máquinas-Sólo por hoy.

SYMPHONY X
Nevermore-Underworld-Kiss of Fire-Without you-Charon-Hell and Back-Darkest Hour-Run with The Devil-Swang Song-Death of Balance-Out of Ashes-Sea of Lies-Set the World on Fire-Legend.

MIRÁ LA GALERÍA DE FOTOS ACÁ

Symphony X, Isidris y Presto Vivace en Fotos por Rosana Carballo

image

Por: Susana Isabel
Agradecimiento: a la producción, a Gaby Sisti y Matias Petrucelli por la oportunidad de cubrir el show y a Mike LePond y Donna Labate por su amistad.

COPYRIGHT- DERECHOS RESERVADOS DE AUTOR.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s