UNA NUEVA ENTREGA DE #TRESALHILO, DONDE LAS BANDAS SE PRESENTAN Y TIENEN VOZ.


Hoy: EL PARAÍSO DE EVA.


Es “El Paraíso de Eva” y no de Adán. Un paraíso nuevo, que viene a cuestionar la lógica y proponer un nuevo ideal. Un paraíso de iguales, para visualizar los sueños y lograrlos; un paraíso de transformación constante, de energía, de convicciones. La conjunción de géneros ha sabido conquistar su propia identidad e impronta, caracterizada por un contenido tanto musical como lírico, que intenta reflejar nuestra realidad cotidiana, la diversidad de culturas y raíces que se insertan en el mundo. “Queremos que esta identidad se vea reflejada en nuestra música, que proponga nuevos encuentros y llegue a todos los rincones del mundo. Que las canciones, historias y vivencias sean atravesadas por un sinnúmero de sentimientos, que van desde la vorágine diaria de la rutina cotidiana hasta los encuentros y desencuentros amores que le dan ritmo a la vida”.


Tres palabras los definen, tres claves para saber qué piensan y cómo viven el hoy.


SG: ¿Cuál es su propuesta musical, su búsqueda y el viaje que proponen?

EPE: El Paraíso de Eva es la búsqueda de un paraíso terrenal donde el protagonista es el movimiento. Canciones con ritmos que inviten a moverse, con sonidos nuevos y paisajes urbanos. Funk, pop, electrónica, algo de hip hop y también la esencia del rock. El viaje es el que cada uno quiera, siempre que estemos dispuestos a sacudirnos los prejuicios, agitar las ideas y bailar.

SG: Muchos lo imaginan pero, ¿Cómo es ser músico en Argentina?

EPE: Argentina es un país repleto de talentos musicales y nutrido de distintas vertientes y géneros que combinan lo local con las influencias del resto del mundo. Ser músicxs acá es un desafío constante entre las oportunidades que tenemos para estudiar música (conservatorios gratuitos, escuelas, talleres, etc) y las dificultades a la hora de ser reconocidos como trabajadores. Hay todo un movimiento cultural que aflora y que pelea por los derechos de los y las artistas y de a poco se van teniendo conquistas que permiten identificar el trabajo artístico y cultural como tal, muchas veces mal remunerado o simplemente no remunerado. Esto se suma a los monopolios en la distribución del material que muchas veces dificulta que artistas con mucho material puedan difundir su arte. De todas formas y a pesar de las dificultades, ser músico en Argentina, es bellísimo.

SG: ¿Cuál podría ser la palabra que los defina, que defina su presente y su esencia? ¿Y por qué?

EPE: La palabra es Movimiento. Es algo que define lo que hacemos desde lo musical y que describe un poco como vemos la época en la que vivimos, un tiempo de vértigo y velocidad que necesita que el cuerpo se ponga en movimiento tanto como las ideas.



El Paraíso de Eva son:
Ale Falcone – Voz

Maía Slavich – Teclado y Coros
Nico Petrungaro – Batería
Rama Vulijscher – Bajo
Tomás Lobov – Teclado
Santiago Arralde – Guitarra

Encontralos en:


Por: Susana Galarza.

Foto: Prensa – Crédito al autor.

Agradecemos a Antonella Minutola la gestión de la presente nota.

©Derechos Reservados de Autor.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s