Los franceses Black River Sons se despachan con un Rock sureño que destila aromas a Thin Lizzy, Badlands o Lynyrd Skynyrd. Sin llegar a pisar a fondo el acelerador, estos muchachos de granja se plantan dándole lugar al buen gusto tanto a la hora de riffear con esos aires bluseros como al momento de elegir melodías de guitarras gemelas, las cuales abundan y elevan a nivel compositivo el trabajo de manera impecable, y que son un sello que se impregna a medida que pasan los minutos. Así la muy interesante SPILL YOUR GUTS es la que nos saca a la ruta con un riff bien “texano”, con ese color country característico, seguido de una base desfachatada y altamente hardrockera súper prolija que hace que empieces a sacudir la cabeza. BORN AGAIN y una terrible onda al viejo Whitesnake, con su estribillo redondísimo y fiestero, va calentando la cuestión y sube aún más las expectativas de lo que al parecer va a ser un disco con un claro concepto musical: canciones redondas y sin demasiadas vueltas. CANT BE TRUE es la más pesada que van a escuchar y una vez más la estrella es la melodía del estribillo a cargo de Emeric que, como en toda esta entrega, no falla y entona con una voz un tanto rasposa y un rango vocal que, si bien no es grandioso, le permite jugar con ciertos matices, otro de los coros pegadizos que caracterizan cada tema. Baba, el encargado de las guitarras, tira a la cancha su mejor riff en POISON STUFF quien le da nombre al disco y que, con una tensa cadencia, deja ver a una banda que dentro del estilo se pasea por distintos climas a la perfección; y si bien la destreza de los músicos está en su justa medida hay momentos brillantes como sobre el final de LOADED GUN, donde aparecen unos arreglos casi fuera del guion hard rockero y sureño que predomina en esta historia para un poco más de variedad. La lenta I REMEMBER, una pieza realmente exquisita, representa el momento más tranquilo y apacible del disco, para que luego MESSING ROUND vuelva a poner en clima la historia con esas guitarras apenas distorsionadas pero filosas, que saben levantar la temperatura dentro de lo suyo. A la hora de los solos se muestran modestos y correctos, pero con el sentimiento que transmite cada canción. La sensual WHEELS OF FORTUNE con ese aire a The Jak, que a mitad de tema levanta, cierra el disco a puro trapo con otro gran yeite de guitarras gemelas dándole el pincelazo perfecto a un más que buen viaje de un Hard Rock limpio y prolijo.

Los finlandeses TakaLation ofrecen una propuesta de Metal noventoso bien rabioso, con guiños al metalcore, y bien thrasheros por momentos; voces en estilo hardcore que gritan sus estrofas en su propio idioma y también en inglés lo que le suma un plus de novedad y color a la propuesta enganchando de entrada. ¡SISUKASTRAAITO abre el disco bien en tu cara! Paseándose por riffs oscuros y tiempos variados puede llegar a ser de lo más elaborado de la placa; pero la esencia es clara: ¡actitud aplastante! PAKKORAKO, el segundo track, apela directamente a la violencia y ya sin demasiado vuelo compositivo el objetivo es nockearte, y afortunadamente lo consiguen con el machaque ultra veloz y un doble bombo afiladísimo como aliados para crear una aplanadora de sonido súper aceitada que en toda la escucha se mantiene en un nivel realmente alto. A mitad del disco es donde aparecen las melodías tanto en lo musical como en las voces con el “lento” SIDANTALVY, que ofrece una suerte de respiro para lo que venía siendo un disco bien aguerrido; un estribillo épico y un riff de guitarra perfectamente coreable para levantar las emociones desde un lugar menos agresivo musicalmente hablando. Si bien el disco no es tan variado la banda suena aplastante, no aburre para nada y mantiene siempre alta la adrenalina llena de ese heavy metal que había propuesto Figth en su momento, hermanado con un thrash asesino donde los escasos solos de guitarras únicamente aportan lo necesario para que la base musical sea la que te taladre la cabeza. La brutal y thrashera CONSTRUCTION TO DESTRUCTION vuelve a la elaboración en cuanto al trabajo de guitarras, como si se tratase de algún tema perdido de Exodus; velocidad, destreza y crudeza híper pulidas en el punto más alto del trabajo de estos muchachos. La ganchera y melódica HAIL TO THE HURRICANE le da el cierre a este gran debut de apenas siete temas con emotividad y grandeza, poniendo como pilares riffs directos y más melódicos que lo que venían ejecutando, lo que tal vez la hace distinta en un disco homogéneo donde predomina la agresividad. Realmente muy disfrutable y elogiable.

Por: Josue Ortiz y Eliana Fernandez.

Discos provistos por Grand Sounds Promotion.

©Derechos Reservados de Autor.


 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s