“AMARRE” es ¡una piña demoledora que Granada nos pone en la mandíbula! Tal vez sea para algún público en particular; para ese de los que nos gusta Malicia o Strapping Young Lad, por ejemplo. Y déjenme decirles que estos pibes están a la altura de aquello que Devin Townsend hacÍa en su faceta más metalera.

“AUTORIDAD” el primer tema del disco arranca con una melodía disonante que oficia de preludio a una base thrashera hiper poguera, una sucesión de machaques bien ensamblados para una estrofa efectiva y reflexiva por el lado de la letra (agente fundamental para conectar aún más con este trabajo), y un gran estribillo de espíritu bien hardcore; de ahí en más comienza un paseo por esa especie de laberinto sonoro que va de la disonancia, la velocidad y el medio tiempo hasta riffs trabados y técnicos ejecutados como si fueran un reloj, bajo una idea conceptual que trata acerca de situaciones causadas por las presiones y abusos que pueden darse en algunas familias disfuncionales .

“GOLPES”, su segundo track, se muestra más ganchero en ciertos riffs y en el estribillo mismo; única vez prácticamente en el que la voz busca la melodía en la rapacidad de la garganta de Guille Estevez que, a lo largo del disco, se mantiene como si fuera un actor secundario, dándole algo más de protagonismo a la excelente tarea musical y dedicándose a aparecer sólo en ciertos momentos con sus gritos casi de fondo para que la lírica y la música se unan tomando un peso realmente increíble.

Le siguen las geniales Sometido, Castración y cierra con la canción que le da título al disco, Amarre.

“Amarre” es un disco corto pero conciso. Técnico y violento, pasajes bien elaborados ejecutados con total precisión, blast beats y dobles bombos aplastantes, escasos solos de guitarra siempre en función de la armonía de la canción y machaques salvajes. Complicado y frenético por instantes pero también ganchero y melódico, genera sensaciones en todo momento, no cae en la repetición y se torna realmente entretenida la escucha. Son muy logradas las partes donde la densidad y el clima pesado dominan el ambiente, hasta se puede apreciar algunas pequeñas insinuaciones en riffs como si hubiesen salido de alguna banda stoner ya para el final del disco en el tema que da nombre a este enorme y solido trabajo . El sonido es muy bueno y le hace justicia a una banda que si bien plasmó sus ideas en torno a un estilo “progresivo” tiene una identidad propia con aroma a hardcore.

En un mundo justo todos deberían darle una oportunidad y prestarle el oído al menos una vez a este álbum de Granada. Bandas como estas confirman que estamos en un momento espectacular de nuestro amado Metal.


 

Por: Josue Ortiz y Eliana Fernandez.

©Derechos Reservados de Autor.

Agradecimientos especiales a Soundblast Media.


 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s